miércoles, 24 de octubre de 2007

¿Quíen le tiene miedo a quíen?


¿Por qué tanto empeño en querer bloquear nuestro camino si tan sólo somos un puñado de niños ricos? ¿Por qué les aterra que nuestras palabras retumben en las paredes de la cúpula podrida de la Asamblea Nacional si tan sólo somos unos cuantos disociados? La verdad es que cada vez que el MICO escucha el clamor libertario del pueblo se le mojan los pantalones. Hoy la sociedad venezolana dio un paso firme, el primero de muchos en los que poco a poco acorralaremos al MICO y a su intento de Dictadura.

A los sirvientes del Mico: será mejor que levanten su rodillita de la tierra y se aparten...

RESISTENCIA POR LA LIBERTAD Y LA DEMOCRACIA

1 comentario:

ALEXIS MARRERO dijo...

he publicado un post de sus blog revisen y disculpen