jueves, 1 de noviembre de 2007

Así lo vieron en el mundo









Chávez reprime a estudiantes que piden postergar referéndum

CARACAS (AFP). Incidentes entre estudiantes y policías estallaron ayer, con pedradas y gases lacrimógenos, en las inmediaciones de la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano, después de que dirigentes universitarios intentaran encadenarse dentro del local.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, encuentra resistencia a la reforma constitucional a su medida. (AFP).

Varios miles de estudiantes llegaron al CNE para pedir la postergación al menos hasta febrero de un referéndum sobre una reforma a la Constitución de 1999, impulsada por el presidente Hugo Chávez, mientras un grupo de sus dirigentes se reunía con la directiva electoral.

Al salir de la reunión, los estudiantes que tomaron parte en ella intentaron encadenarse al pasamano de una escalera dentro del CNE, lo cual fue impedido por la Guardia Nacional. Paralelamente, algunos jóvenes intentaban forzar una barrera policial.

El viceministro de seguridad ciudadana, Tarek El Aissami, encargado de la seguridad de la marcha, mostró a la prensa una de las cadenas utilizadas y dijo que los estudiantes estaban autorizados a entrevistarse con la directiva del CNE pero no “a montar un circo”.

Uno de los rectores del CNE, Vicente Díaz, indicó por su parte que la delegación de estudiantes fue agredida con pedradas y botellazos por militantes chavistas tanto al ingresar al CNE como al retirarse del local.

La policía mantuvo a los manifestantes chavistas a dos cuadras de la sede del CNE pero permitió que una veintena de ellos se mantuvieran detrás de sus filas en las inmediaciones del edificio, quienes agredieron a la delegación estudiantil.

BOMBAS LACRIMÓGENAS

Otro rector, Germán Yepez, indicó que los estudiantes pidieron a la directiva del CNE la postergación del referendo sobre la reforma constitucional, previsto para principios de diciembre, y que los rectores respondieron que ellos no tienen atribuciones para hacerlo.

La Guardia Nacional y la Policía Metropolitana lanzaron bombas lacrimógenas y chorros de agua desde un camión para dispersar a los estudiantes, quienes lanzaron piedras y otros objetos contundentes contra la fuerza pública. Un estudiante perdió dos dientes al ser golpeado por policías.





Nueva marcha contra reforma Redacción BBC Mundo
Policía Metropolitana de Caracas.
La policía antimotines disparó balas de goma mientras era agredida con botellazos y piedras.
La policía metropolitana de Caracas usó cañones de agua, balas de goma y gas lacrimógeno para dispersar una protesta encabezada por miles de estudiantes universitarios que marcharon en contra de la reforma constitucional planteada por el gobierno del presidente Hugo Chávez.

El objetivo de la manifestación era ir a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) para solicitar la postergación de la consulta popular prevista para diciembre de este año donde se le pedirá a los venezolanos si aceptan los cambios a la carta magna, que entre otras cosas, permiten la reelección presidencial indefinida, la eliminación de la autonomía del Banco Central y la reducción de la jornada laboral a seis horas.

Un grupo de estudiantes pudo ingresar a la sede del CNE donde presentaron su propuesta de postergación del referendo, argumentando que la población necesita más tiempo para analizar los cambios propuestos por el presidente Chávez y más recientemente, por diputados de la Asamblea Nacional.

"Queremos ser tomados en cuenta"

Al final del encuentro entre los líderes estudiantiles y varios rectores del CNE, encabezados por la presidenta del organismo, Tibisay Lucena, los universitarios intentaron encadenarse a los pasamanos de la escalera principal de la institución para que fuesen "tomados en cuenta".

En ese momento comenzaron los roces entre las fuerzas del orden público y los manifestantes que terminaron en intensos enfrentamientos en los alrededores de la institución.

Las autoridades informaron que los choques dejaron un saldo de seis policías y un estudiante herido. Sin embargo, imágenes de medios de comunicación mostraron un número mayor de manifestantes con lesiones.

La manifestación partió desde la sede de la Universidad Central de Venezuela donde se veían pancartas con consignas como "No a la violencia", "No a la reforma", además de fotografías de algunos diputados oficialistas calificados de "Vende patria".

Estudiantes afectados por el gas lacrimógeno
El gas lacrimógeno invadió el centro de Caracas.
Batalla campal

Las escaramuzas se iniciaron cuando los estudiantes intentaron traspasar la barrera policial colocada cerca de la sede del CNE, arrancando las rejas levantadas por efectivos de la policía metropolitana. A partir de allí se produjo una batalla campal con botellazos, piedras y palos desde la marcha estudiantil y chorros de agua, balas de goma y bombas lacrimógenas desde el cerco establecido por la policía antimotines, que dividía la marcha de una concentración mucho menor de simpatizantes del gobierno.

"Los venezolanos son testigos de cómo le lanzaron piedras, palos y rejas a los funcionarios policiales", denunció en rueda de prensa el ministro del Interior, Pedro Carreño. El funcionario calificó a los estudiantes universitarios de "grupos fascistas y antidemocráticos".

Por su parte el líder estudiantil, Freddy Guevara, presidente del centro de estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello, afirmó que aunque lamentaban lo ocurrido, la marcha intentó en todo momento "llamar la atención" del país sobre la necesidad de postergar una consulta popular que consideran que ha sido convocada demasiado rápido.

"Que vayan al Tribunal Supremo"

"Cada vez que vamos a un lugar, a un poder nacional a exigir un derecho, a no mendigar nada ni solicitar nada del otro mundo, sino a exigir que se respeten los derechos de los venezolanos, nos tratan como si fuéramos gafos (tontos) por eso nos encadenamos", dijo.

"Quieren obligar al pueblo a que decida en sólo 30 días", aseguró Guevara.

Sin embargo, algunos funcionarios del CNE aseguraron que no les compete a ellos postergar la consulta popular ya que por ley están obligados a convocarla en un mes.

Estudiantes contra la reforma

"Que vayan al Tribunal Supremo de Justicia si quieren que se posponga la consulta", afirmó el rector del CNE German Yépez.

En todo caso, Stalin González, líder estudiantil de la Universidad Central de Venezuela, dijo que ya presentaron su propuesta a las autoridades electorales y que esperaban que fueran escuchados.

Aún así los mismos estudiantes que protagonizaron la marcha ya anunciaron una nueva movilización con las mismas consignas hacia la sede del Tribunal Supremo de Justicia para el miércoles de la próxima semana.