martes, 6 de noviembre de 2007

Para los que todavía quieren Botar... perdon... votar...


"Bajo regímenes dictatoriales, las elecciones no son un instrumento efectivo para el cambio político. Algunos sistemas dictatoriales, como los de la antigua Unión Soviética, jugaban el papel para parecer democráticos. Esas elecciones, sin embargo, eran plebiscitos rígidamente controlados para obtener el endoso público de candidatos seleccionados por los dictadores. Los dictadores bajo presión pueden a veces acceder a nuevas elecciones, para entonces perpetrar fraude y colocar a títeres civiles en oficinas gubernamentales. En el caso en que las dictaduras les han permitido a los candidatos de la oposición a participar en las elecciones y éstos han sido elegidos, como el caso de Birmania en 1990 y Nigeria en 1993, el resultado puede ser simplemente ignorar a los “vencedores” y hacerlos víctimas de intimidación, arresto, y hasta ejecución. Los dictadores no están en el negocio de permitir elecciones que puedan sacarlos de sus tronos."


Gene Sharp

De la Dictadura a la Democracia