sábado, 28 de marzo de 2009

Una bota militar quiere negar los derechos del pueblo


Con la participación de alcaldes, gobernadores y líderes de los partidos de oposición, comenzó el acto en apoyo a los gobernadores del Zulia y Táchira, Manuel Rosales y Cesar Pérez Vivas en las calles de San Cristóbal.

El gobernador del Táchira, Cesar Pérez Vivas, expresó que el pueblo de Venezuela, eligió a sus gobernantes y "una bota militar quiere negar los derechos del pueblo. Por eso estamos aquí, para defender la descentralización y la democracia que es el destino por el cual estamos comprometidos".

Rechazó "la barbarie" con la cual se ha venido maltratando al pueblo venezolano "que ha expresado su opinión diferente a la que significa el autoritarismo que, hoy en día, se le quiere imponer a la sociedad venezolana".

"Hoy ratificamos que los tachirenses queremos vivir en libertad en democracia, con descentralización y rechazamos la barbarie con la cual se ha venido maltratando a los que expresan una opinión diferente a la de Caracas, al autoritarismo que se pretende imponer desde Caracas", dijo Pérez Vivas.

En defensa de la democracia

Por otra parte, El alcalde Mayor, Antonio Ledezma, consideró que los acontecimientos que están ocurriendo en el país en las ultimas horas, "ratifican el carácter autoritario del Gobierno de Chávez".

"Este es un Gobierno que convoca y suspende elecciones cuando le da la gana; este es un Gobierno que usa las virtudes de la democracia, pero actúa como un régimen dictatorial, desconoce a la Constitución nacional, la voluntad soberana del pueblo como hace con los alcaldes y gobernadores cuyas funciones están siendo saboteadas", insistió.

Planteó la creación de un Frente de Defensa de la Democracia para realizar jornadas nacionales "en defensa del derecho a la convención de las contrataciones colectivas de los trabajadores y jornadas de protesta cívica nacional, contra el alto costo de la vida, contra la inseguridad".

Hizo un llamado a la Fuerza Armada Nacional. "Los militares venezolanos están obligados a defender la Constitución nacional, pero si ellos siguen avalando actos inconstitucionales y cometiendo delitos contra los derechos humanos, tengan pendiente que existe el Estatuto de Roma y esta vigente en todo el mundo".

Leyes contra la descentralización

Ismael García, dirigente del partido Podemos, aseguró que el país se enfrenta hoy "a la dictadura más atroz que ha tenido el pueblo de Venezuela en todos sus años".

Dijo que la Asamblea Nacional pretende aprobar la Ley del Sistema Judicial y la Ley del Ordenamiento Territorial, la primera "para que el Gobierno sea el ente coordinador y revertir no sólo los puertos y aeropuertos sino todo el proceso de descentralización" y la segunda para "designar a dedo los alcaldes y gobernadores".

Resaltó que toda la persecución que se le hace al alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, "es simplemente una orden dada por el presidente de la República".

"Viene una lucha que el presidente Chávez ha decidido plantear a los venezolanos, una confrontación que va más allá de lo establecido en las leyes, pero que la intimidación presidencial no hará que este pueblo se frene", insistió García durante su intervención.

Aseveró que solo queda una vía, la organización del pueblo y que los partidos aparten la agenda de discusión de candidaturas, porque "es la democracia la que está en juego y Chávez no nos va a quitar la patria".

Apelaremos al pueblo

"Cada saboteo, cada obstáculos que ponga el Gobierno, apelaremos al pueblo", así comenzó su intervención el gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, quien aseguró que los golpes de Estado "los dan los militares y no vamos a permitirlo y mucho menos a dividir este país, el pueblo de Venezuela es uno solo y todos somos venezolanos".

Destacó que en el país existen dos visiones, "una que pretende imponerse por la fuerza, por la violencia y otra visión que queremos los cambios en paz, respetando lo que el pueblo decidió con su voto y aquí estamos porque el pueblo nos eligió no por un decreto".

Se refirió a la toma de los aeropuertos y puertos en todo el país y explicó que durante esos eventos no había pueblo "sino soldados cumpliendo órdenes del Gobierno".

"Ninguna de las acciones que esta adelantando el Presidente de la República, tienen apoyo del pueblo. Son acciones por la vía de la violencia y nosotros no queremos ese camino. En cualquier rincón de Venezuela el gobierno quiere una lucha entre nosotros, una lucha violenta y hoy le decimos desde San Cristóbal que los únicos violentos serán ustedes porque aquí no nos vamos a enfrentar contra otro, no se equivoquen", aseveró Capriles.


Alicia De La Rosa
EL UNIVERSAL