domingo, 11 de octubre de 2009

Cubanos, nicaragüenses, bolivianos, ecuatorianos y otros "anos" en las fuerzas armadas del país

Modelo de Vergatario con cámara incorporada


Según un reporte presentado hoy por el diario El Nacional, la reforma de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana ampliaría las posibilidades de participación de extranjeros, bien sean militares o civiles, en los cuerpos armados del país.

Este es el reporte que nos ofrece EL Nacional:


La reforma parcial de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, sancionada esta semana en la Asamblea Nacional, amplía las posibilidades de participación de extranjeros, militares o civiles, en los cuerpos armados del país.

El presidente de la Comisión de Defensa y Seguridad del Parlamento, diputado Juan José Mendoza, reconoció que los cambios a 46 artículos fueron solicitados por el Ejecutivo. El 1 de octubre comenzó y terminó la primera discusión.

Los asambleístas le dieron urgencia a este asunto y ya para el martes 6 de octubre el proyecto había sido sancionado.

La representante de la organización Control Ciudadano, Rocío San Miguel, asegura que esta premura se debe a la necesidad de tomar previsiones presupuestarias para el adecuado funcionamiento de los llamados “cuerpos combatientes” durante 2010, cuando se llevarán a cabo las elecciones parlamentarias.

Los cuerpos combatientes son unidades de la Milicia Bolivariana, quinto componente de la FANB. Según el artículo 50 de la ley reformada, serán integrados por “ciudadanos y ciudadanas que laboran en instituciones públicas o privadas, que de manera voluntaria son registrados, organizados y adiestrados (…) con el fin de coadyuvar con la FANB en la defensa integral de la nación”.

La redacción del referido artículo omite el señalamiento específico sobre la nacionalidad. A juicio de San Miguel, esta omisión deja un claro espacio a la participación de extranjeros en estas unidades.

Se trata de una sutileza jurídica que también se presenta en el artículo 60, en el que se indica que la categoría de milicia “podrá ser otorgada a venezolanos y venezolanas”. De manera implícita queda claro que también puede recaer sobre ciudadanos de otras nacionalidades.

La presencia de extranjeros en las fuerzas militares venezolanas no es nueva. Los libros de promociones de las academias castrenses indican que en cada cohorte había cadetes de otros países, generalmente enviados a Venezuela mediante programas de intercambio.

Se graduaban como oficiales honorarios.

En los desfiles efectuados en Los Próceres siempre hubo delegaciones de naciones amigas. Solían marchar en las últimas filas de tropas. Nunca participaron soldados cubanos, pues el régimen de Fidel Castro promovió dos invasiones al país, y fomentó los grupos guerrilleros.

Pero el acto del pasado 5 de julio imprimió un cambio indicador de los planes gubernamentales: los grupos extranjeros (Cuba y Bolivia, entre otros) fueron en primera fila.

Durante el gobierno de Hugo Chávez se han hecho tres reformas a la ley castrense (2005, 2008 y 2009). En la penúltima, ya se indicaba que los oficiales de comando, los técnicos (antiguos suboficiales profesionales de carrera) y honorarios podrían ser de otros países.

Los mecanismos de inserción serían establecidos mediante reglamentos que todavía no existen.


Javier Ignacio Mayorca
EL Nacional