sábado, 27 de septiembre de 2008

Los muertos "conspiran"...


Los miembros de la comisión de la Asamblea Nacional (AN) que investiga el presunto plan de golpe y magnicidio, presentaron una "nueva prueba" del complot, en el cual se implica al ciudadano Vinicio de Sola, quien falleció hace casi un mes y era hermano de Parsifal de Sola, miembro del Movimiento 2-D.

Durante toda la mañana de este viernes corrió el rumor en la AN, acerca de que presentarían "pruebas contundentes", pero finalmente se trató de una grabación, que no tiene fecha, en la cual se oye una voz entre cortada que menciona a militares, hace referencia al 11 de abril de 2002, a Miguel Henrique Otero y que supuestamente sería el fallecido Vinicio de Sola, hablando con otra persona, no identificada y también involucró en el supuesto plan al clero.

El diputado Mario Isea, presidente de la comisión, no dijo la fecha de la grabación y tampoco su procedencia, aunque la ley especifica que para grabar las comunicaciones privadas se debe tener autorización del Ministerio Público y de paso, no se puede difundir públicamente. "Tenemos un correo electrónico por el cual recibimos mucha información que estamos procesando... Este señor de Sola falleció pero el quería ver caer a Chávez y esta grabación es una prueba más del plan magnicida", afirmó Isea. En la grabación, la voz habla de llamar a cuatro generales, uno por cada componente de la Fuerza Armada Nacional a que se pronuncien, lo cual originaría "una reacción en la gente". Isea describió a De Solá como "un personaje muy conocido, un banquero conspirador de oficio, vinculado históricamente a golpistas, a miembros del movimiento 2D (...) De Sola señala allí que él montó todo para el 11 de abril y habla de una reunión en la casa de Miguel Henrique Otero, a la cual asistió todo el mundo, incluyendo el clero", dijo. A pesar que casi no se entendía el sonido y el material se notaba editado, Mario Isea interpretó el contenido del material y dijo que "se estaba preparando una plaza Altamira dos".

Denuncia "ridícula"

El editor del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero, negó estar vinculado con presuntos planes para asesinar a Chávez, y calificó como "montajes" los señalamientos de dirigentes del oficialismo que lo relacionan con intentos de magnicidio. Si van a hacer un montaje van a contar con el rechazo de todos los venezolanos. Nosotros somos unos demócratas. No estamos metido en ningún magnicidio. Nosotros estamos interesados en que esto se resuelva por los votos, como se hace en las democracias", comentó. Otero afirmó que las denuncias sobre planes de magnicidio son una "cortina de humo" que buscan ocultar los problemas que se viven a diario a Venezuela, además de las repercusiones por el juicio en Miami por el decomiso de 800 mil dólares en Argentina, los datos revelados en el computador que pertenecía al jefe guerrillero Raúl Reyes, y el proceso judicial abierto tras el asesinato de Danilo Anderson. "La arbitrariedad sirve para cualquier cosa, pero no tengo nada que ver con nada violento. Mi salida es absolutamente democrática", acotó.

NotiTarde

http://www.notitarde.com/pais/pais1.html