lunes, 9 de noviembre de 2009

¿Guerra? Sí, claro, guerra entre la única neurona sana que le queda al locato y el resto que ya están dañadas por la masticadera de hoja de coca.


El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, llamó a los militares de su país y a los civiles que lo apoyan a prepararse para la guerra, tras advertir a los Gobiernos de Colombia y EE.UU. que los venezolanos están "dispuestos a todo".

Chávez efectuó la severa advertencia después de hacer suya la sentencia del ex presidente cubano Fidel Castro de que Estados Unidos se ha anexionado Colombia con el tratado que les permite a sus soldados usar bases militares del país suramericano.

"No se vayan a equivocar porque nosotros (los venezolanos) estamos dispuestos a todo", remarcó Chávez y descartó implícitamente la oferta del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, de intentar reunirlo con el gobernante de Colombia, Álvaro Uribe.

"Hay que hablar con el amo y por eso le digo al presidente (estadounidense, Barack) Obama: no se vaya a equivocar y vaya a ordenar usted una agresión abierta contra Venezuela utilizando a Colombia", sostuvo el jefe de Estado de Venezuela en su programa dominical de radio y televisión "Aló Presidente".

Previamente a gritar "patria, socialismo o muerte", Chávez les ordenó a los miembros de la Fuerza Armada Bolivariana "prepararse para la guerra como la mejor forma para evitarla".

"Este mundo está infectado por el virus de la enfermedad terrible de la violencia de los más poderosos contra los más débiles", dijo y sostuvo que "mucha gente se había hecho ilusiones" de cambios en Estados Unidos con la llegada de Obama a la Presidencia.

"Nosotros siempre fuimos cautelosos con el triunfo del presidente Obama; bien temprano empezamos a darnos cuenta de la verdad, de que el imperio está ahí, vivo y más amenazante que nunca", señaló.

Aunque Chávez no aludió explícitamente al anhelo de Lula de reunirlo con Uribe, destacó que el presidente brasileño dijo recientemente en el Reino Unido que "lo único que se ha visto de Omaba es el golpe de Estado en Honduras y las siete bases militares" colombianas que podrán ser utilizadas por soldados estadounidenses.

El Gobierno de Colombia "se transfirió a Estados Unidos. Esto hay que saberlo, lamentablemente esto es así, es triste y doloroso, pero es así", remarcó e insistió en que "Colombia se entregó, no el pueblo sino el Gobierno, la oligarquía, ya sin vergüenza ni nada, anteriormente se ponían la máscara, ahora quitaron la máscara".

Chávez opinó que ese tratado entre Bogotá y Washington convierte "de hecho" a Colombia como "un estado más de la unión" y que "sin duda es un acuerdo violatorio de la Constitución de Colombia, de las leyes colombianas y del derecho internacional, y el primer culpable está allá, en Estados Unidos".

"Los dos Gobiernos se han unido para mentirle al mundo, para tratar de mentirle al mundo" y "entonces, señores, compañeros militares, no perdamos ni un día en el cumplimiento de nuestra principal misión: prepararnos para la guerra y ayudar al pueblo a prepararse para la guerra porque es una responsabilidad de todos", sostuvo.

Los opositores internos, a quienes llama "escuálidos, son una quinta columna, sepámoslo, son apátridas como los oligarcas colombianos", agregó al exhortar a los jefes militares a que "no pierdan tiempo" con ellos y se concentren en otras áreas.

"A formar los cuerpos de milicianos, adiestrarlos, los estudiantes revolucionarios, que son la mayoría, los trabajadores, las mujeres, todos listos a defender esta patria sagrada que se llama Venezuela", remató.


EFE