miércoles, 9 de julio de 2008

Roja justicia



El Magistrado Eladio Aponte confirmó este mediodía la información adelantada por Ultimas Noticias de su renuncia al Circuíto Penal de Caracas. Afirmó que la misma no tiene relación alguna con el caso de la Juez García Pru.

Nota anterior

El magistrado del TSJ, Eladio Aponte renunció ayer como presidente del Circuito Judicial del Área Metropolitana, según relata hoy “Ultimas Noticias”.

Aunque no se conocieron mayores detalles, se supo que Benece Blanco fue designada para dicho cargo.

También la magistrada y vicepresidenta del Circuito, María Elena García Pru, salió del cargo y será sustituida por Signia Briceño.

La sala Plena del TSJ ordenó la semana pasada a la Comisión Judicial que suspendiera con goce de sueldo a García Pru hasta tanto concluyeran las investigaciones que adelantan la Fiscalía y la Inspectoría de Tribunales, en relación con la expedición de una boleta de libertad cautelada a favor de Milagros De Armas.

El semanario La Razón había implicado al Magistrado Aponte en las actividades de la Juez García Pru.

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=15839

Siguiendo órdenes del ex fiscal general Isaías Rodríguez


La Juez García Pru habría actuado siguiendo órdenes del ex fiscal general Isaías Rodríguez en la destitución y recusación de los jueces calificados por Isaías como enemigos del Gobierno. Lo dice Marianella Salazar en su columna de “El Nacional”.

Esta es su columna:

Ingrid Betancourt, igual que los demás ex rehenes de las FARC, no ha podido salir ilesa del trauma que significó su largo y cruel cautiverio, allí está la conmovedora imagen de su martirio, que la mostró exhausta y perdida en las profundidades de la selva amazónica, esa foto es una muestra de lo criminal y despiadada que es la narcoguerrilla de las FARC.

Las narraciones sobre el calvario sufrido por Ingrid, por los militares y los tres estadounidenses superan lo imaginable, rompen el alma, ellos y quienes siguen secuestrados caminaron atados y conducidos como perros con cadenas en el cuello, como relató en sus primeras declaraciones uno de los tres contratistas del Pentágono. A pesar de su apariencia física, serenidad y aparente estabilidad sufren de stress postraumático. En la base aérea en San Antonio, Texas, los norteamericanos reciben atención psicológica para reinsertarse a la vida en libertad, es de suponer que los policías y militares rescatados también reciben atención especializada en su país; sin embargo, no está sucediendo lo mismo con Ingrid Betancourt.

Desde el momento en que se bajo del avión ha sido sometida a una larga cadena de actos, homenajes, entrevistas, reuniones, fue recibida en Francia con honores de jefe de Estado y propuesta para Premio Nobel de la Paz por la presidenta de Chile, que no quiere quedarse detrás de Sarkozy, eso sin contar las bendiciones que recibirá del Papá, en el Vaticano. Demasiado para un ser que necesita detenerse, reencontrarse y reflexionar.

La Ingrid, que en una fuga de cordura transmitió tanta serenidad y consistencia en planteamientos políticos, que calificó de impecable el operativo militar que le devolvió la libertad, que con justicia reconoció y agradeció la valiente acción del Ejército colombiano y del presidente Uribe, ahora lo acusa de tener aislada a Colombia.

Sus declaraciones son poco coherentes con las ofrecidas en su reaparición después del secuestro, parecen ser producto de un cuadro de inestabilidad severo como consecuencia del stress, del stress postraumático que sigue a un secuestro de casi siete años. Ingrid necesita serenarse, descansar, como se lo recomendaron en el hospital militar parisino de Val-de-Grâce durante un chequeo médico que confirmó su buen estado de salud, físico, no mental.

Lo peor que le puede suceder a esta gran mujer es caer secuestrada por variados intereses políticos, colombianos o internacionales, y también por los afectos, tomando en cuenta que su familia puede sufrir, desde hace tiempo, del llamado síndrome de Estocolmo.

TIC TAC

Poderes paralelos: la jueza María Elena García Pru, que fue detenida por el FBI en Miami depositando la bicoca de 3 MILLONES DE DÓLARES en una cuenta bancaria, habría confesado –según fuentes del Ministerio Público– a los fiscales que la interrogan, que ha actuado siguiendo órdenes del ex fiscal general Isaías Rodríguez en la destitución y recusación de los jueces calificados por Isaías como enemigos del Gobierno. O sea, que la García era la cabeza del poder paralelo constituido por el ex fiscal para contrariar la ley y a la fiscal general, Luisa Ortega Díaz.

Resistencia física: movido por una necesidad ególatra y ante la significativa baja en sus índices de popularidad, el Presidente decidió aceptar los consejos de sus asesores y ponerse a régimen. Los resultados saltan a la vista: casi veinte kilos se quitó en tiempo récord y está en forma para resistir esfuerzos como los del pasado lunes, en el cual, personalmente, entrego más de 500 sables a los graduados de la Academia Militar. Las chivas de su inmenso guardarropa serán heredadas por el ministro Rangel Briceño, cuando pase a retiro… tic tac

Fuga de cordura
Marianella Salazar
El Nacional