sábado, 22 de noviembre de 2008

245 los robos realizados en las trancas a consecuencia de las lluvias del pasado jueves.


A través del número 171, siete operadores recibieron 35 llamadas cada uno denunciando asaltos. Sumando 245 los robos realizados en las trancas a consecuencia de las lluvias del pasado jueves.

Los operadores del servicio de emergencia 171 explicaron que durante las cinco horas en que el torrencial aguacero azotó las calles de la capital, sus teléfonos colapsaron no sólo por la contingencia generada por la naturaleza, sino por los actos vandálicos que ejecutaron delincuentes en las arterias viales más congestionadas.

Los siete funcionarios que allí laboran señalaron que cada uno recibió un promedio de 35 llamadas donde los ciudadanos contaban que estaban siendo objeto de una rapiña y no contaban con protección policial alguna.

Las víctimas, a través de sus teléfonos móviles, coincidían en señalar que parejas de motorizados, que simulaban ser mototaxistas, los encañonaban con armas de fuego, los despojaban de sus pertenencias y luego huían en medio del caos.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COP) de la Policía Metropolitana no podía suministrar mayor ayuda porque las autoridades se encontraban en los lugares más neurálgicos como El Valle, Baruta, Cota 905. Los funcionarios estiman que la noche del pasado jueves se registraron 245 robos.

Sin embargo, funcionarios de la Guardia Nacional apresaron en forma flagrante a una pareja de antisociales cuando sometían a una familia en la avenida Boyacá, a la altura de la urbanización El Marqués. Y por su parte, los efectivos de Policaracas capturó a otros dos antisociales en la Cota 905.

Aunque el número de asaltos reportados al 171 durante las cinco horas de torrencial aguacero caído en Caracas el pasado jueves fue un hecho sin precedentes, no es algo que deje de pasar día a día.

De acuerdo a funcionarios que regularmente hacen guardia en ese centro de operaciones, cuando se trata de una semana en la que las personas cobran en sus trabajos, el número de robos en autopistas, a la hora de la cola, se mantiene entre 18 y 25 reportes al día en sitios como: Autopista Francisco Fajardo a la altura de Chacao, Hornos de Cal, Petare; en la Cota Mil a la altura de El Marqués; autopista Valle Coche; avenida San Martín y avenida Morán.

Cuando se trata de una semana en la que no hay mayor circulación de dinero en la calle, pues el reporte diario pasa a un promedio que se pasea entre las 12 y 18 denuncias diarias en los mismos puntos. Ninguno de los funcionarios consultados -ni los del Cicpc ni algún miembros de las policías municipales- supieron precisar el número de bandas que operan en los predios referidos.

Sólo alcanzaron a narrar los modus operandi que usan los que en las autopistas y otras vías asaltan. Dicen que suelen llegar dos parejas de motorizados o cuatro sujetos a pie.

Los cuatro rodean el auto y armados exigen que entreguen carteras y alguna otra cosa que tengan allí de valor.

“El problema es que no hay vigilancia permanente. Y es importante que la asignen. Debería ser un trabajo compartido entre la Guardia Nacional, las policías preventivas y las de investigación y Tránsito. Necesitamos puntos de control, recorridos, en fin, vigilancia para que eso cese“, explica el criminólogo Fermín Mármol León, ex director de la PTJ y ex ministro del Interior y Justicia. Para él, la vigilancia sería la solución.

Gustavo Rodríguez / María Isoliett Iglesias

El Universal