lunes, 24 de noviembre de 2008

Las ciudades dan la espalda a Chávez, que se queda con los estados rurales


Lo que le quedó a Chávez...



CARACAS.- Las principales ciudades del país dieron la espalda al presidente Hugo Chávez, que se alzó con más de dos tercios de las gobernaciones, pero perdió los centros urbanos más importantes de Venezuela. El Partido Socialista (PSUV) de Chávez ganó en 17 estados, pero salió derrotado en algunas zonas del denominado "corredor electoral": los estados costeros que concentran la mayoría de de los votos. Es el caso de las dos gobernaciones con más población del país: Zulia, Miranda, y la Alcaldía Mayor de Caracas.
"¿Quién puede decir que hay una dictadura en Venezuela? Algunos lo siguen diciendo… Hago un llamamiento a los opositores para que se aferren a la verdad y reconozcan que somos respetuosos con la voluntad de las mayorías", dijo Chávez después de anunciarse los primeros resultados electorales.

El mandatario, que encabezó actos de campaña por todo el país para convertir estos comicios regionales en un referéndum sobre su liderazgo, consideró que la formación socialista que él preside es la gran vencedora de este domingo, y se consolida como la mayor fuerza política del país.

"Si se quieren caer a mentiras con que Chávez perdió las elecciones, que se caigan a mentiras. Sin incluir a los dos estados que todavía están en empate técnico, nosotros hemos ganado 17 gobernaciones", apuntó Chávez durante su comparecencia.

La oposición ha ganado en tres gobernaciones, dos que tenía desde 2004 y el populoso estado Miranda (centro), que incluye parte de Caracas.

No fueron divulgados datos de Carabobo (centro), un importante estado industrial y el tercero del país en número de electores, ni de Táchira (suroeste).

El presidente venezolano declaró que su formación "está apuntando a los seis millones de votos" en las elecciones de este domingo. "Estamos viendo la superficie de un mapa vestido de 'rojo, rojito'", dijo en referencia al color con el que se visten sus militantes.
Participación histórica

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, dijo que hubo una participación histórica para tratarse de unas elecciones regionales, con un nivel de abstención del 35%. En total y según fuentes del PSUV, el partido obtuvo 5,6 millones de votos a nivel nacional, mientras que la oposición y la disidencia del chavismo habrían logrado algo menos de cinco millones.

Con una popularidad superior al 50%, el líder bolivariano ha tratado de apuntalar su idilio con los pobres manteniendo multimillonarios planes sociales, pero el precio del petróleo cayó de los 150 dólares el barril a menos de 50 en sólo tres meses, lo que imposibilita que continúe con esta expansión fiscal en 2009.

Este nuevo mapa político, junto a la caída del coste del crudo, podrían complicar los planes socialistas de Chávez, y su pretensión de modificar la Constitución para aspirar a una tercera reelección más allá de 2012.

Venezuela eligió este domingo a 22 gobernadores (de 23 estados) y 328 alcaldes, en unas elecciones regionales consideradas "claves" para la oposición y el Gobierno.

En las elecciones regionales de hace cuatro años, la oposición se alzó con dos gobernaciones (Zulia y Nueva Esparta), y el Gobierno conquistó los 21 restantes, aunque cinco gobernadores chavistas se habían desmarcado de las directrices del mandatario. "Hemos recuperado cuatro estados que habían sido perdidos por traición", dijo el vicepresidente del PSUV, Alberto Müller Rojas, sobre los chavistas rebeldes de Barinas, Guárico, Aragua y Sucre. "Esto nos da alas para seguir con nuestro proyecto político", añadió este general retirado.

En Barinas (suroeste), tierra natal de Chávez, donde hasta hoy gobernaba su padre, consiguió imponerse el hermano mayor del mandatario, Adán Chávez, frente a un candidato disidente que también tenía mucho apoyo popular.

El Mundo (España)