miércoles, 5 de agosto de 2009

Sin novedad en el frente: El Mandril pasó buena parte del día navegando en su propio excremento en cadena nacional

Efectos del nuevo café "socialista"...

Lo nuevo es que ya no habrá café: serán nacionalizadas las principales plantas procesadoras. El nuevo café "socialista" se elaborará a base de una mezcla de aserrín, cagarrutas de chivo y caraotas negras tostadas




El presidente Hugo Chávez anunció el miércoles que expropiará las dos mayores procesadoras de café del país, de las cuales esta semana el gobierno asumió su administración de forma temporal, por supuestos incumplimientos de las leyes.

Las empresas afectadas por la medida no emitieron comentarios de inmediato sobre el anuncio. Anteriormente, han negado cualquier hecho ilícito, afirmando que los funcionarios del gobierno supervisan todas las cuentas de sus compras a los agricultores locales.

“Vamos a expropiarlas (las empresas tomadas) … al terminar los tres meses las expropiamos, van a pasar a manos del de Estado”, dijo Chávez minutos antes del comienzo de una rueda de prensa con corresponsales extranjeros.

El anuncio se produjo dos días después que el propio gobernante ordenó la “ocupación temporal” por tres meses de las plantas de las procesadoras venezolanas de café Fama de América y Madrid, para investigar si esas empresas incurrieron en violaciones de la normativa sobre comercialización del producto, que viene enfrentando problemas de escasez desde hace varias semanas.

En el caso de Fama de América fueron tomadas sus dos plantas en Caracas y la ciudad costera de Valencia. Café Madrid sufrió la toma de sus instalaciones en la localidad central de Guacara, estado Carabobo.

Chávez ha dicho que su administración va “a seguir nacionalizando monopolios para convertirlas empresas productivas en manos de los trabajadores” y recordó que “los monopolios están prohibidos en la constitución, y nosotros,… todos, estamos obligados a cumplir y hacer cumplir… esta constitución”.

El gobierno alega que hay indicios que esas empresas realizan prácticas monopólicas y podrían haber incurrido en “contrabando de extracción” del café hacia el exterior. Sostuvo que se tomó el control del procesamiento de café y la distribución para evitar la escasez del producto, que es uno de los más demandados en Venezuela.

Chávez denunció que los empresarios del sector del café compran barato el producto, cuya producción es alentada por el gobierno mediante la inversión de varios millones de dólares para combatir enfermedades, y entre de semilla a bajo costo, entre otros incentivos.

“Hemos invertido, hemos trabajado mucho para recuperar la producción, y entonces vienen estos señores les compran el café barato (a los campesinos), (y) se lo llevan a Colombia”, afirmó el martes.

Contrario a las afirmaciones del gobierno, el ex ministro de Agricultura, Hiram Gaviria, dijo a la AP que el país enfrenta este año una caída en la producción, y que “si acaso se llegará a 900.000 quintales” de café.

Indicó que en año 1998 Venezuela generaba 1.700.000 quintales de café y que después de diez años de mandato de Chávez la producción ha caído a casi la mitad, en buena medida afectado por los estrechos margen de ganancia derivado de los controles de precios aplicados por el gobierno.

El café es uno de los centenares de productos que están sujetos a control de precios desde hace seis años.

The Associated Press.

Noticias 24