jueves, 28 de agosto de 2008

Abren el maletín: Sobornos para todo el mundo


Los empresarios venezolanos Kauffman y Durán, acusados de actuar ilegalmente como agentes de un gobierno extranjero, pagaron sobornos millonarios a altos funcionarios, militares y políticos de Venezuela, según una moción presentada el miércoles ante un juez por la fiscalía federal de Miami.
El documento señala que los empresarios Carlos Kauffmann y Franklin Durán sobornaron a funcionarios de los ministerios de Finanzas y Educación, la petrolera oficial PDVSA, la Guardia Nacional (GN) y las gobernaciones de los estados Vargas y Cojedes. Revela el documento que los sobornos ascienden a decenas de millones de dólares.

En uno de los casos Kauffmann y Durán distribuyeron un soborno de $23.8 millones entre cuatro funcionarios del Ministerio de Finanzas, afirma el memorial.

Ambos empresarios manejaban además dineros de oficiales de la GN producto de sobornos recibidos de múltiples empresas que mantenían negocios con el organismo militar, agrega la moción.

El fiscal Tom Mulvihill pidió permiso a un juez federal de Miami para presentar estos antecedentes en el juicio contra Durán, convocado para la próxima semana.

Mulvihill argumentó que estas conductas ilícitas constituyen una prueba más de los vínculos del empresario con el gobierno de Venezuela.

Durán y Kauffmann fueron acusados, junto con otros tres intermediarios, de actuar como agentes del gobierno de Venezuela para que Guido Antonini ocultara el origen y el destino de una valija de $800,000 que le fue confiscada en Argentina a mediados del año pasado.

Kauffmann se declaró culpable y está cooperando con el gobierno federal.

"Es un acto de desesperación de la fiscalía presentar esta moción a pocos días de comenzar el juicio '', dijo a El Nuevo Herald Ed Shohat, abogado de Durán. "Durán niega todas las alegaciones que aparecen allí que, además, no tienen ninguna relación con el caso'', agregó el abogado.

Los hechos descritos por Mulvihill, sin mencionar los nombres de los funcionarios, ocurrieron en los últimos ocho años.

Entre ellos están los siguientes:

* Pago de sobornos por $23.8 millones a cuatro altos funcionarios del ministerio de finanzas por una operación de restructuración de la deuda pública. Los empresarios ganaron en esa gestión $100 millones.

Afirma el documento que entre el 2002 y el 2004 ambos acusados se pusieron de acuerdo con el ministerio de Finanzas para convertir unos pagarés en bonos redimibles en el 2013. Durante la época a la que se refiere el documento fueron ministros de ese despacho Tobías Nóbrega y Nelson Merentes.

Afirma la moción que Durán y Kauffmann compraron un edificio en Caracas y se lo vendieron al ministerio de Finanzas en $9.5 millones. Por este negocio distribuyeron $4.5 millones de sobornos a cuatro altos funcionarios del ministerio.

En noviembre del 2002, medios de comunicación de Venezuela denunciaron el sobreprecio que pagó ese ministerio por un edificio en el que funcionaba la sede del Citibank.

De acuerdo con el diario El Universal, el ministerio entregó $9.5 millones a Inmobiliaria Chacao, una empresa que seis días antes de la transacción, el 30 de enero, lo había adquirido en $4.7 millones.

Nóbrega fue imputado el año pasado por el presunto delito de peculado culposo por la fiscalía venezolana en relación con la transacción del edificio.

* Pago de sobornos a oficiales de la GN por contratos de suministro adjudicados a los empresarios.

Explica la moción que desde 1998 al 2008, oficiales de la GN "recibieron sobornos de muchas empresas que hacían negocios con la GN'' o se apropiaron de fondos del presupuesto del organismo.

Algunos de los oficiales les entregaban estos dineros a Kauffmann y Durán, quienes cobraban una comisión del 10 por ciento por su manejo.

Entre los dineros recibidos por los oficiales de la GN había sobornos girados por los propios empresarios como compensación por la adjudicación de contratos de suministro.

La moción sostiene que Kauffmann y Durán crearon un fondo llamado Klim Fund que pertenecía a ambos por partes iguales.

El nombre de este fondo ganó notoriedad en enero de este año cuando ambos empresarios fueron acusados en Miami por actuar como agentes del gobierno venezolano.

Según reportó El Nuevo Herald, los empresarios demandaron al American Express Bank para recuperar unos $7 millones en depósitos a nombre del Klim Fund que desaparecieron, según la demanda. Pero diez días después, Kauffmann y Durán retiraron la demanda sin explicar los motivos.

* Pago de sobornos a altos funcionarios de las gobernaciones de los estados de Cojedes, al centro del país y Vargas, al centro norte.

Ambos empresarios lograron convertirse en los intermediarios de las dos gobernaciones para la selección de los bancos en los que se depositaban los fondos de las entidades gubernamentales. Por esta labor recibían una comisión de 10 por ciento anual de los fondos colocados.

En el caso de Cojedes, 30 por ciento de la tarifa se lo entregaban como soborno a un alto funcionario de la gobernación del estado. La operación se realizó entre el 2000 y el 2008.

Durante el período mencionado por el documento se desempeñó como gobernador de ese estado el actual gobernador oficialista Jhonny Yanez Rangel, ex piloto de la Fuerza Aérea.

El nombre de Yanez salió a relucir en el escándalo de la valija de los $800,000 luego de que la prensa internacional reveló una fotografía en la que el gobernador aparecía junto a Antonini. La foto fue tomada durante una visita de una delegación comercial de Venezuela a Uruguay. Antonini era socio de Kauffmann y Durán en algunos negocios.

A los pocos días de estallar el escándalo de la valija, se estableció que Durán y Kauffmann tenían contratos con la gobernación de Cojedes, incluyendo el suministro de armas.

Yanez ha dicho que conoce desde hace 15 años a Kauffmann "como una persona legítima'' que ha sido un alto ejecutivo de la segunda petroquímica más grande de Venezuela.

En cuanto a Durán, reconoció que mantuvo negocios con la gobernación de Cojedes.

En febrero de este año Yanez se declaró amigo de ambos empresarios y denunció ante la fiscalía venezolana que "han sido vilmente torturados, tanto física como mentalmente'' en Estados Unidos.

"Los tienen sometidos a máxima seguridad, los ligan con delincuentes de todo tipo del FBI, pero aparte de eso también los han sometido a todo tipo de perjurio tratando de determinar que pasarán quince años presos si no se declaran culpables'', agregó Yanez.

De acuerdo con el memorial de la fiscalía de Estados Unidos Durán y Kauffmann ayudaron al mismo alto funcionario de Cojedes a ocultar los sobornos a través de compañías de fachada.

Las sumas provenían de constructores favorecidos con contratos de la gobernación. Durán y Kauffmann también hicieron este tipo de sobornos al alto funcionario por favorecerlos en obras civiles. En el estado Vargas los empresarios entregaron $3 millones en sobornos a un alto funcionario de la gobernación por la adjudicación de contratos de construcción de $30 millones.

Allí controlaban la intermediación para selección de la compañías de seguro de los empleados de la gobernación por lo que recibían un 20 por ciento de comisión del valor de las pólizas.

Como retribución por el favoritismo, los empresarios pasaban 50 por ciento de la comisión al funcionario.

Afirma el documento que los empresarios contribuyeron con $250,000 a la campaña del alto funcionario. Para el período señalado ocupaba la gobernación de Vargas Antonio Rodríguez San Juan.

La fiscalía agregó que Durán le comentó al agente del FBI Jorge Vélez que llegó a tener éxito en Venezuela por "pagar sobornos a políticos y funcionarios''.

vía El Nuevo Herald.

http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=425315