lunes, 8 de junio de 2009

Benedicto XVI dijo hoy que el “único interés” de la Iglesia venezolana es difundir los “más genuinos” valores cristianos “


Benedicto XVI dijo hoy que el “único interés” de la Iglesia venezolana es difundir los “más genuinos” valores cristianos, “con vistas a favorecer la búsqueda del bien común, la convivencia armónica y la estabilidad social”.

El Papa hizo esta afirmación en el discurso que dirigió hoy a los obispos de Venezuela que se encuentran en el Vaticano en visita “Ad limina apostolorum”, encabezados por el cardenal de Caracas, Jorge Liberato Urosa Savino, y el arzobispo de Maracaibo y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, Ubaldo Ramón Santana Sequera.

El Obispo de Roma señaló que los retos que deben afrontar los prelados venezolanos son cada vez más abundantes y difíciles, y que en los últimos tiempos se han incrementado debido a la grave crisis económica mundial.

A pesar de ello, Benedicto XVI agregó que el actual momento también ofrece “numerosos y verdaderos” motivos de esperanza.

“Tenéis por delante una apasionante tarea de evangelización y habéis iniciado la ‘Misión para Venezuela‘, en línea con la Misión Continental promovida en Aparecida. También éstos son tiempos de gracia para los que se dedican por entero a la causa del Evangelio”, dijo el Papa.

El Pontífice se refirió al papel de los laicos en la Iglesia y señaló que hace falta un laicado maduro, que dé testimonio de la fe, al que se debe ofrecer un adecuado conocimiento de la doctrina social de la Iglesia.

“En este sentido, aprecio vuestro empeño por irradiar la luz del Evangelio sobre los acontecimientos de mayor relevancia que afectan a vuestro país, sin otros intereses que la difusión de los más genuinos valores cristianos, con vistas también a favorecer la búsqueda del bien común, la convivencia armónica y la estabilidad social“, afirmó el Papa.

El Pontífice también les pidió que se ocupen de los que pasan necesidades, exhortándoles a fomentar múltiples iniciativas de caridad “para que nuestros hermanos más indigentes pueden experimental la presencia de Cristo”.

Benedicto XVI les invitó a prestar una atención especial a los sacerdotes y a redoblar los esfuerzos para impulsar el celo pastoral entre los presbíteros, de modo particular durante el Año Sacerdotal que comenzará el próximo 19 de junio.

Asimismo, abogó para que en los seminarios venezolanos se preste una esmerada formación a los futuros sacerdotes.

El Papa expresó a los prelados venezolanos su solidaridad y les aseguró que pueden contar “siempre” con su apoyo, solicitud y cercanía espiritual.

Obispos denuncian que la convivencia democrática está en riesgo en Venezuela

Los obispos venezolanos denunciaron hoy ante el Papa que el proyecto político del presidente Hugo Chávez ha provocado “una creciente polarización política, ha aumentado la violencia, la inseguridad y el odio, poniendo en serio riesgo la convivencia democrática”.

Así lo manifestó el arzobispo de Maracaibo y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, Ubaldo Ramón Santana Sequera, en el discurso que pronunció durante el encuentro que mantuvieron con Benedicto XVI con motivo de la visita “ad limina apostolorum” que han realizado a la Santa Sede.

“Como es sabido, en Venezuela se ha impuesto desde hace una década un nuevo proyecto político que lleva por nombre socialismo del siglo XXI, de talante revolucionario, que ha introducido profundas modificaciones en todas las dimensiones de la vida del país”, manifestó Santana Sequera.

El prelado añadió que ese proyecto ha contado para su implantación con “ingentes ingresos provenientes del petróleo” y que ha causado “crecientes polarizaciones económicas, sociales y culturales”.

Según el presidente de los obispos venezolanos, la progresiva ejecución del proyecto ha polarizado el país y lo ha dividido en grupos contrapuestos.

“Esta confrontación, que se ha resuelto a través de numerosos eventos electorales, ha provocado una creciente polarización política, ha aumentado la violencia, la inseguridad y el odio, poniendo en serio riesgo la convivencia democrática”, denunció el prelado.

Ante esas “amenazas” y teniendo en cuenta que la mayoría de la población es católica, la Iglesia -añadió el arzobispo- se ha sentido obligada a emitir numerosos mensajes, cartas y exhortaciones pastorales.

Santana Sequera precisó que en todos esos llamamientos convocaron a todos los sectores al entendimiento, diálogo y a la reconciliación y apelaron a las raíces cristianas de los venezolanos.

“Hemos recordado tanto a los gobernantes como a los gobernados los principios fundamentales de la Doctrina Social de la Iglesia, hemos defendido a los más pobres y hemos buscando siempre el bien común y la convivencia democrática. No hemos buscado ni prebendas, ni privilegios“, destacó el prelado.

El presidente de los obispos venezolanos se quejó de que el ejercicio de su labor le ha acarreado “no pocas incomprensiones y ataques” por parte de algunos sectores de la sociedad y del Gobierno.

Benedicto XVI, en su discurso, resaltó que el “único interés” de la Iglesia venezolana es difundir los “más genuinos” valores cristianos, “con vistas a favorecer la búsqueda del bien común, la convivencia armónica y la estabilidad social”.

El Papa expresó a los prelados su solidaridad y les aseguró que pueden contar “siempre” con su apoyo, solicitud y cercanía espiritual.


EFE

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/54965/dice-que-el-objetivo-de-la-iglesia-en-venezuela-es-favorecer-la-estabilidad-social/