viernes, 12 de junio de 2009

Globovisión y el pimentón más bonito


No creo que las últimas palabras de Mentira Fresca sobre Globovisión representen un cambio de posición respecto a su anterior anuncio de cerrar el canal de noticias de Venezuela. La afirmación que hizo de estar dispuesto a "apreciar un cambio" si hubiera una actuación "racional" de la planta televisiva, no es más que una oferta engañosa. Una más de las de él. Coba y más coba. Una carnada para ver si logra pescar una dósis de silencio ante el desastre. Es, en pocas palabras, tratar de llevarlo al pantano de la autocensura en el que chapotean muchos medios de comunicación privados. Simplemente combina la práctica de la amenaza y la persecución con la del chantaje, como todo mafioso.

El argumento de que Globo "enferma la mente", "que dispara violencia contra el espíritu de la gente" y que por lo tanto debe modificar su línea editorial contra el gobierno, pretende infructuosamente predisponer a la población contra el canal. Pero al mismo tiempo revela la debilidad de las razones del Gran Embustero para justificar legalmente un eventual cierre del canal . No tiene con que y se pone ahora el flux de psiquiatra para diagnosticar que el caso es un asunto de "salud mental". ¿Habrase visto mayor ridiculez?. A quién piensa que puede engañar con semejante estupidez. Si de cuidar la sanidad mental de los venezolanos se trata, el Embustero de Sabaneta debería comenzar por callarse él mismo y acabar ese bodrio de Aló Chacumbele en el que abusa de la paciencia de los venezolanos sembrando odio y mintiendo al pueblo. Si tanto le preocupa la psique colectiva criolla debería cerrar ese albañal llamado La Hojilla que abre todas las noches el canal del Estado para poner al malandro de Mario Silva a escupir insultos y amenazas a diestra y siniestra contra toda muestra de decencia. Si lo atormenta el cuidado de la salud mental del pueblo, pués que acabe de una vez por todas con ese adefesio para la jaladera de bolas de Dando y Dando conducido por el chupamedias de Aristóbulo. Pareciera más bien que a Mentira Fresca la única salud mental que le preocupa es la suya y la de la pandilla de corruptos que comanda, cuando observa a través de Globo el desastre de diez años de corrupción e incapacidad que él ha propiciado y quisiera ocultarla.

El papel de Globovisión ha sido, es y debe seguir siendo el de decir la verdad de cuanto ocurre en el país y el mundo. Si a Mentira Fresca le parece que difundir la verdad de lo que ocurre en la sociedad "enferma" a la gente, ello no es culpa de Globo sino del drama calamitoso que vive la república. Narrar y mostrar los incruentos hechos violentos como el asesinato de la psicóloga en San Agustín a manos de policaracas, o el abaleamiento de una joven pareja y su hija de siete meses también presumiblemente por funcionarios policiales es un deber del canal. No mencionarlos no significa que no sucedieron. Al igual, que no denunciar los hechos de corrupción en la pasada gestión de la Gobernación de Miranda no implica que Diosdado no sea "el pimentón más bonito que Chávez ha cosechado".


José Luis FARÍAS
Noticiero Digital


http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=539595