domingo, 21 de junio de 2009

Twitter se convierte en el espejo de la crisis en Irán














Usuarios denuncian varios muertos y fuerte violencia en manifestaciones

En el transcurso de los últimos días, Twitter, una red social de microblogs, a través de la que sus usuarios pueden colocar breves mensajes, se ha convertido en elemento fundamental de la crisis poselectoral en Irán.

Los iraníes han encontrado en Twitter una forma de contarle al mundo lo que ocurre en su país. Para el cierre de esta edición, en un solo día, 13 mil 717 personas habían publicado mensajes bajo la etiqueta de Iranelections, la mayoría de los mensajes están en inglés y en los mismos se puede encontrar información segundo a segundo de lo que ocurre en el país, datos sobre las pasadas elecciones y sobre lo que se publica en el sitio web de Musavi.

También se puede apreciar un balance estimado y no oficial de el número de muertos, heridos y detenidos de las manifestaciones y referencias hacia los portales, donde se pueden ampliar estos datos, que pese a no estar confirmados por autoridades oficiales en su mayoría, se han convertido en el medio de comunicación de los iraníes.

En el breve espacio del que dispone, un usuario colocaba el link de un blog en el que se estimaba que los enfrentamientos dejaron un total de 40 muertos y 200 heridos.

Más temprano, los usuarios del portal comenzaron a publicar información sobre embajadas como las de Reino Unido y Dinamarca donde presuntamente eran recibidos heridos de las manifestaciones y disturbios.

A raíz de esto, los internautas comenzaron a solicitar a través del medio que los habitantes de cada país se comuniquen con sus embajadores para que abran sus puertas a los afectados por el conflicto.

Otro tema sobre el que se centró el debate en Twitter fueron las técnicas utilizadas para someter la manifestación de ayer. Los usuarios corroboraron el uso de gas lacrimógeno y acusaron a las fuerzas represoras de usar hojillas de afeitar y ácido durante los disturbios.

Los extranjeros también han participado en el debate, apoyando a los iraníes y opinando sobre su situación. Ejemplo de esto lo ofreció una usuaria, quien comparaba la situación de Irán y la de Venezuela.

Un dato curioso fue el de un mensaje en el que se proporcionaba el link de un sitio donde se podía descargar un programa usado en China para acceder a sitios restringidos.


El Universal