miércoles, 21 de enero de 2009

Uno de los funcionarios de la DISIP, cuya misión es vigilar a Ricardo Sánchez, ingresó con quemaduras en un Hospital.


El patriotismo de los estadounidenses, que es mucho más fuerte que en los demás países occidentales, se manifestó extraordinariamente ayer en la investidura del presidente Barack Obama. Resultó más que interesante observar ­a través de las imágenes que desde temprano comenzaron a transmitir las cadenas de televisión­ a una multitud de estadounidenses de origen chino, árabe, irlandés, latino, hispano, de todas las nacionalidades que, temblando de frío y desafiando las inclemencias del tiempo, se congregaron frente al Capitolio en Washington para expresar emocionados hasta las lágrimas su orgullo patriótico.

Se trata del auténtico patriotismo constitucional, que no se basa en el lugar de nacimiento, en la raza o en la religión, sino en la creencia de unos valores, en el deseo de ser “americano”. Un patriotismo que se sustenta en una nación comprometida con los valores con los que se fundó. Es por eso que Estados Unidos ha tenido esa inmensa capacidad para acoger e integrar a personas de todos los lugares, de todas las culturas, y que esas personas hayan adoptado el credo americano y contribuido a consolidar el enorme sentido de pertenencia a esa nación, al proyecto común, que sostiene su fortaleza y que explica en buena medida, pésele a quien le pese, el éxito de Estados Unidos. El imperio, pues.

Cuando ayer Barack Obama pronunció su primer discurso como presidente, se dirigió a sus “conciudadanos”, una palabra tan poco utilizada en Venezuela, y que es la esencia de la cultura política estadounidense, porque los norteamericanos se sienten miembros de una comunidad que les hace, entre otras cosas, dar apoyo a sus instituciones cuando se desata una gran crisis, como la financiera. El presidente Obama destacó en su mensaje el patriotismo y otros valores no menos importantes como la libertad, la tolerancia, la justicia, la generosidad, el respeto, el trabajo y el coraje, que son inmanentes cuando se deben enfrentar y encarar los retos. Obama encarna, no sólo en Estados Unidos sino en el resto de las naciones, “la esperanza sobre el miedo”, palabras de un alto contenido que fueron pronunciadas en su discurso de ayer.

El presidente Obama es el verdadero sueño americano.

Su irrupción en el liderazgo mundial evoca, con todas sus implicaciones, la historia de los grandes imperios.

¡Dios cuide a Obama!

Tic tac

Grupo Gris: según fuentes de Policaracas, el viernes pasado, el comisario Revilla, jefe del llamado grupo GRIS (Grupo de Respuesta Inmediata Silenciosa), solicitó 20 cajas de lacrimógenas similares a las que explotaron el lunes en diversas organizaciones y lugares de la capital. GRIS hace trabajos especiales para la DIM.

Link: uno de los funcionarios adscritos a una unidad de la Disip, que tiene la responsabilidad de monitorear al presidente de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, Ricardo Sánchez, ingresó el lunes al Hospital Militar con quemaduras de tercer grado.

Hostigamiento diplomático: hace aproximadamente un mes, y con el pretexto de la que la sede de la Embajada de Argelia tenía una filtración y había que repararla, la Cancillería alojó a esa misión diplomática en una casa frente a la embajada de Marruecos. La insólita mudanza fue interpretada como un acto más de hostigamiento hacia Marruecos ­que acaba de cerrar su embajada por el apoyo de Chávez al gobierno de la seudorrepública Árabe Saharaui Democrática­ no sólo por parte del eterno rival argelino, sino por el Gobierno de Venezuela…tic tac

La esperanza sobre el miedo
Marianella Salazar
El Nacional