miércoles, 13 de mayo de 2009

El comunismo lo único que trae es ruina


El presidente del canal Globovisión, Guillermo Zuloaga N., se dirigió hoy a los televidentes para manifestar su rechazo a la “decisión” del Presidente de la República de que los venezolanos “no podemos seguir informados de lo que el Gobierno hace o deja de hacer”.

El canal privado de televisión Globovisión, acusado de “terrorismo mediático” por el Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, se comprometió hoy a seguir con lo que llamó su “lucha contra el comunismo, que lo único que trae es ruina”.

Su presidente, Guillermo Zuloaga, dirigió hoy un mensaje a través de la emisora en el que también puso en duda que el último de “más de 40 procedimientos judiciales abiertos” en su contra obedezca, como dice el Gobierno, al modo en que el canal informó de un sismo registrado el pasado 4 de mayo.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) notificó a Globovisión el pasado jueves la apertura de un proceso en su contra con el argumento de que su director, Alberto Federico Ravell, aprovechó la información sobre el sismo para generar “desconfianza” en las instituciones oficiales.

El representante legal del canal, Daniel Betancourt, advirtió que ello puede acarrear el cierre temporal de la emisora o la revocación definitiva de la concesión de transmisión, si la Conatel determina que ha sido reincidente en la violación de leyes.

“¿Tiene autoridad moral el presidente para decirnos que tenemos que respetar la ley?”, se preguntó Zuloaga tras acusarlo de “burlarse del pueblo” al ejecutar políticas rechazadas en referendos y de tener al Legislativo y al Judicial “totalmente” bajo sus órdenes para “inventarse leyes que contrarían la Constitución”.

Exactamente 41 minutos después del sismo, según Zuloaga, Ravell ofreció pormenores de él con base en datos del Instituto Geológico de Estados Unidos, al que debió recurrir porque no logró contactar a ninguna autoridad gubernamental.

Nicolás Maduro, ministro de Exteriores y dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que lidera Chávez, dijo el lunes que los funcionarios del Estado no se van a quedar “de brazos cruzados”.

Al respecto, Maduro indicó que la anulación del permiso de uso de la frecuencia de Globovisión, que pertenece al Estado, puede ser una de las medidas que se apliquen en contra del canal.

La “forajida y racista” Globovisión es de “extrema derecha” y actúa como un “partido político” que ha estado “consuetudinariamente al servicio del terrorismo mediático, de la conspiración permanente y de la actividad política sediciosa”, añadió.

“Una cosa es informar sobre un movimiento sísmico (…) y otra cosa es utilizar un hecho natural para generar zozobra y terror en la gente para aprovecharlos políticamente con fines reñidos con la Constitución y la tranquilidad del pueblo”, agregó Maduro.

Zuloaga reiteró hoy que duda de que a Globovisión se le quiera castigar por haber prestado “un servicio público ante la ausencia total de información oficial” y se preguntó si en realidad Chávez “está molesto porque ya no puede tapar las fallas de su Gobierno por obvias”.

“¿O será porque sus promesas incumplidas al estamento obrero son imposibles de ocultar y Globovisión es el único que reseña el enorme descontento?”, planteó Zuloaga.

Se interrogó también sobre si la verdadera intención del gobernante es silenciar al canal porque no quiere que informe de que Venezuela es un país “aterrorizado por la delincuencia” ni que dé cuenta “del deplorable estado de los hospitales”.

“¿Será que no quiere que preguntemos en que se invirtieron, regalaron o botaron los 900.000 millones de dólares que ingresaron en el país en los 10 años de gestión de Chávez?”, añadió.

Con información de EFE

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/46528/manifesto-su-rechazo-al-posible-cierre-de-globovision/