sábado, 2 de mayo de 2009

FARC: “Se coordinaba con las autoridades venezolanas, para pasar al otro lado uno coordinaba con el ejército venezolano para no tener inconvenientes"


Una entrevista con el programa radial “Colombia Universal”, de la cadena Caracol, es reseñada por el diario El Universal y recoge las declaraciones de un guerrillero de las FARC preso y que ahora colabora con la justicia, quien aseguró que la guerrilla asesinó en 1998 a un militar de la Guardia Nacional que les vendía armamento para no pagarle un arsenal que les llevó.

Alias “Javier”, ex integrante del frente 45 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), afirmó que próximamente dará la ubicación donde fue enterrado el militar venezolano a la unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía, informó DPA.

“Era un militar de la guardia venezolana, vendía armas a las FARC. Le vendía armas y munición a la guerrilla colombiana desde allá hacia acá y entonces una vez trajo hartas cosas (armamento) y para no pagarle lo asesinaron”, manifestó “Javier” desde la cárcel La Picota de Bogotá.

El ex combatiente, quien fue condenado a 40 años de prisión por los delitos de secuestro y rebelión, señaló que las armas eran vendidas por el militar al jefe guerrillero alias “Camilo”, quien operaba en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela.

Anotó que el uniformado asesinado vendió armas de la Guardia venezolana a las FARC en más de tres ocasiones y que la guerrilla pedía autorización a los militares de Venezuela para pasar la frontera cuando había combates con las Fuerzas Armadas colombianas.

“Se coordinaba con las autoridades venezolanas, para pasar al otro lado uno coordinaba con el ejército venezolano para no tener inconvenientes, se les avisaba a través de un emisario, se cruzaba por lanchas”, manifestó “Javier”, quien se encuentra detenido desde hace nueve años.

Asimismo, dijo que a Venezuela no sólo pasaban los rebeldes sino también los secuestrados que tenían.

El testimonio del ex combatiente se conoció tres días después de que en un ataque de la guerrilla en el fronterizo departamento de La Guajira murieran ocho militares colombianos. Según las autoridades colombianas, los rebeldes que cometieron la embestida se refugiaron en territorio venezolano.

Por el hecho, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, pidió apoyo para capturar a los insurgentes a su par de Venezuela, Hugo Chávez, quien contestó que no intervendrá en el conflicto colombiano y reiteró que no permitirá que “incursión armada alguna, venga de donde venga, viole la soberanía venezolana”.

El Bloque Martín Caballero de las FARC, por su parte, reconoció a través de un comunicado su responsabilidad en la agresión contra los militares colombianos.


El Universal