miércoles, 27 de mayo de 2009

El escritor peruano Mario Vargas Llosa fue retenido hoy durante 90 minutos por las autoridades aeroportuarias de Venezuela


El escritor peruano Mario Vargas Llosa fue retenido hoy durante 90 minutos por las autoridades aeroportuarias de Venezuela, a donde llegó para participar entre mañana y el viernes en un foro sobre libertad y propiedad privada.

Las autoridades venezolanas retuvieron este miércoles el pasaporte del escritor peruano Mario Vargas Llosa, a su llegada al aeropuerto de Caracas, denunció Rocío Guijarro, directora del instituto Cedice, que invitó al intelectual a participar en un foro en Caracas.

Vargas Llosa “estaba saliendo de inmigración a tomar su maleta y se le acercaron unos funcionarios que le quitaron el pasaporte”, dijo Guijarro desde el aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas.

Al pasar los controles, cerca de una hora después, el escritor dijo que su equipaje fue revisado “minuciosamente”, y que se le prohibió emitir “declaraciones políticas” durante su estadía en Venezuela.

“Un funcionario (…) me dijo con mucha amabilidad que como extranjero no tenía derecho a hacer declaraciones políticas, y yo también con mucha amabilidad le respondí que en la tierra de (Simón) Bolívar, el Libertador de América del Sur, nadie podía poner cortapisas al libre pensamiento”, señaló.

“Han comprobado que no traigo nada de contrabando, ningún material explosivo ni subversivo, salvo algunos libros de poesía”, agregó.

El pasado lunes, Álvaro Vargas LLosa, hijo del escritor, denunció que las autoridades venezolanas retuvieron su pasaporte por cerca de tres horas.

Ambos participarán en el coloquio internacional “El desafío latinoamericano: libertad, democracia, propiedad y combate a la pobreza”, organizado por Cedice el 28 y 29 mayo en Caracas y criticado por grupos oficialistas.

Al coloquio internacional asistirán también, entre otros, el historiador mexicano Enrique Krauze, el ex presidente boliviano Jorge Quiroga, quien llegó este miércoles a Caracas, el escritor colombiano Plinio Apuleyo Mendoza y el intelectual y ex canciller mexicano Jorge Castañeda.

Por otra parte, el consultado de Venezuela en República Dominicana no otorgó un visado a un grupo de personas que iban a participar en este seminario en Caracas, entre ellos el diputado Víctor Bisonó, informó la prensa local en Santo Domingo.

Subrayó el escritor que la Policía venezolana le ofreció escolta hasta su hotel, pero que la rechazó con el argumento de que no temía por su seguridad porque aquí en Venezuela tiene muchos amigos.

Al ser preguntado por la prensa sobre si podría criticar a un Gobierno libremente elegido en otras partes del mundo, respondió que “absolutamente podría, lo que no se puede es insultar”.

Vargas Llosa se trasladó por sus propios medios al hotel caraqueño donde permanecerá durante su estancia en Venezuela y no ofreció declaraciones a su llegada al lugar.

Anteriormente, Rocío Guijarro, gerente general del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico por la Libertad (Cedice), organizador del foro, declaró que la DISIP (policía política) escoltaría a Vargas Llosa y a su esposa hasta el hotel, supuestamente “para evitar que declare a los medios”.

Sectores oficialistas han calificado el foro organizado por el Cedice como un cónclave de la “ultraderecha latinoamericana”, y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que lidera Hugo Chávez, ha señalado que los Vargas Llosa y otros invitados como el colombiano Plinio Apuleyo Mendoza “vienen a provocar”.

“El PSUV apoyará cualquier decisión del Gobierno si decide expulsarlos”, declaró el pasado 18 de mayo en rueda de prensa el dirigente de ese partido oficialista, David Medina.


Con información de EFE y Agence France-Presse

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/51264/vargas-llosa-revela-detalles-de-lo-sucedido-en-maiquetia/