martes, 5 de mayo de 2009

Gripe porcina llega a Guatemala, tercer país centroamericano


Las autoridades sanitarias confirmaron el primer caso de gripe porcina en Guatemala, de una niña que visitó México, con lo que elevaron a 11 los pacientes contagiados con este virus en Centroamérica.

Hay dos casos de la enfermedad en El Salvador y ocho en Costa Rica.

"Se trata de una niña de la capital, que fue detectada por el cordón sanitario ubicado en el aeropuerto" internacional La Aurora "cuando regresaba de un paseo por Cuernavaca", México, dijo en rueda de prensa el ministro guatemalteco de Salud, Celso Cerezo.
El funcionario precisó que la niña guatemalteca, de once años, dio positivo en las pruebas de gripe porcina, lo que confirmó la presencia del virus en el país, que comparte 900 km de frontera con México, la nación más afectada por la epidemia.

"La niña está clínicamente muy bien y no corre ningún peligro médico, sin embargo se puede confirmar ya como el primer caso en Guatemala de influenza A", dijo el ministro.

Con el caso en Guatemala subieron a 11 los enfermos de gripe porcina en Centroamérica, toda vez que existían dos en El Salvador y ocho en Costa Rica, la nación del istmo más afectada hasta el momento.

De los ocho pacientes que en Costa Rica tienen el virus de la gripe A H1N1, la denominación de la Organización Mundial de la Salud para la gripe porcina, sólo dos han requerido hospitalización, dijo el Ministerio de Salud.

"La transmisión del virus en Costa Rica está circunscrita a personas que viajaron a México y a contactos familiares cercanos o amigos/as de casos probables o confirmados", dijo el Ministerio en un comunicado.

En El Salvador, los dos casos fueron anunciados el domingo por el ministro de Salud, Guillermo Maza, lo que llevó al Seguro Social a abrir sus hospitales y clínicas a todos los usuarios y no sólo a sus afiliados.

Las autoridades centroamericanas extremaron medidas sanitarias en hospitales y aeropuertos, y redoblaron los controles en las fronteras para contener el virus, que ha causado varios muertos en México y uno en Estados Unidos.

El ministro guatemalteco llamó a la población a la calma, al tiempo de asegurar que las autoridades pueden enfrentar la enfermedad.

"A pesar de que se confirma el primer caso, hay que mantener la calma y el sistema de salud está preparado", expresó Cerezo.

Sin embargo, el ministro reconoció como un problema para contener el virus los cientos de pasos "ciegos" (ilegales) existentes en las fronteras con El Salvador y México.

Las autoridades de salud guatemaltecas aumentaron de amarilla a naranja la alerta institucional, un escalón abajo de la máxima que es la roja, puntualizó Cerezo.

Además, las autoridades penitenciarias decretaron una alerta para prevenir que los presos se contagien, mientras la dirección de Migración instaló un cordón sanitario en la base de la Fuerza Aérea para revisar a los cientos de deportados que llegan cada semana en vuelos especiales desde Estados Unidos.

Las autoridades centroamericanas advirtieron que los casos de gripe común aumentarán en la temporada de lluvias, que comienza este mes y se prolonga hasta octubre.

Cadena Global/AFP