miércoles, 15 de julio de 2009

Pocos en Honduras, con excepción de los sindicatos y los movimientos sociales de izquierda, desean el regreso de Zelaya al poder



Zelaya sigue haciendo llamados a la insurrección

Zelaya llegó el martes por la tarde a Guatemala, único país de la región que todavía no había visitado desde que fue depuesto del poder en Honduras


El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, abandonó este miércoles Guatemala tras una visita de unas 15 horas donde instó a los hondureños a la "insurrección" para restituirlo en el gobierno de ese país, tras su separación el 28 de junio.

El depuesto gobernante hondureño hizo el llamado desde Guatemala, donde cumplió una visita de 15 horas antes de partir hacia Nicaragua en un avión privado.

Zelaya "ya abandonó Guatemala y se fue para Nicaragua" en un avión privado, confirmó a la AFP una fuente de la cancillería guatemalteca.

Zelaya llegó el martes por la tarde a Guatemala, único país de la región que todavía no había visitado desde que fue depuesto del poder en Honduras.

El llamado a la insurrección del ex presidente "le está haciendo mucho daño a Honduras", dijo este día el jefe de la bancada del Partido Nacional en el Congreso Nacional, Rodolfo Irías Navas, en declaraciones que reproduce el diario Prensa Libre.

Zelaya, pretende “exacerbar los ánimos”, dijo el político, quien lamentó que los maestros hondureños se hayan sumado a las marchas a favor de la restitución de Zelaya al poder.

Irías Navas recordó que el depuesto gobernante sabe que ha violentado la Constitución y que enfrenta 18 requerimientos fiscales por presuntos delitos que ha cometido.

Si Zelaya regresa a Honduras, debe ser para comparecer ante los tribunales de justicia “a defenderse como cualquier otro ciudadano”, dijo Irías Navas, para quien el diálogo que impulsa el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, debe ser el mecanismo para superar la crisis política.

Tras entrevistarse con el presidente guatemalteco, Álvaro Colom, Zelaya incitó a las hondureños a la insurrección por medio de la "huelga, la manifestación, las tomas, la desobediencia civil" para sacar al gobierno de Roberto Micheletti del poder.

El presidente depuesto tiene ahora depositadas sus esperanzas de volver a Tegucigalpa en la negociación que se reanuda este sábado en Costa Rica con la mediación del presidente Arias.

Pocos en Honduras, con excepción de los sindicatos y los movimientos sociales de izquierda, desean el regreso de Zelaya al poder.


El Heraldo, Honduras

http://www.elheraldo.hn/index.php/Ediciones/2009/07/15/Noticias/Zelaya-sigue-haciendo-llamados-a-la-insurreccion