lunes, 27 de abril de 2009

Denuncian aplicación de ideología socialista en liceos de Anzoátegui


Los profesores rechazan la obligación de impartir conocimientos cargados de política a los alumnos

Puerto La Cruz.- Los sindicatos de docentes en el estado Anzoátegui denunciaron que a algunos educadores se les está obligando a aplicar el nuevo diseño curricular que contiene una marcada ideología chavista.

Desde el año pasado el Magisterio está solicitando al Ministerio de Educación y a la autoridad única de Educación en el estado, Providencia Limas, la revisión del diseño y de los textos escolares, cuestión que no ha sido respondida hasta ahora.

Pedro Luis Rodríguez, presidente del Sindicato Venezolano de Maestros, explicó que Min-Educación había informado que se harían talleres, asambleas, para exponer esta nueva modalidad de enseñanza, pero no cumplió y la idea era revisar los libros que tienen alto contenido de ideologización.

A lo afirmado por Rodríguez se sumó el presidente del Sindicato Único de Maestros de Anzoátegui (SUMA), José Gregorio Reyes y ambos alegaron que las autoridades regionales de Educación, informó que sí se les consultó a los educadores sobre el nuevo contenido curricular, mediante talleres. Sin embargo, los dirigentes de la región contradicen esas versiones.

Lo que sí tienen la certeza es que se está imponiendo el diseño curricular a pesar de no haber sido aprobada e incluso a algunos docentes se les está obligando a impartirlo en las aulas, "pero hay temor a denunciar y ser destituidos, sobre todo cuando en Anzoátegui hay más de cinco mil maestros interinos", expusieron los educadores.

En el estado hay 25 mil educadores nacionales, estatales y municipales, según refirió Rodríguez, que están solicitando la discusión de los contratos colectivos, cosa a la que se ha negado el Gobierno, "pero pretende que en los que falta por concluir el año escolar, se materialice la ideologización", sostuvo.

Indicaron que están esperando que la directora de Educación, los invite para hacer los análisis de los textos y le solicitaron al mandatario regional que revise sus cuadros políticos, por cuanto los docentes se oponen a ese proyecto ideológico.

Evalúan paralizarse en Barinas Más de 200 docentes nacionales se reunieron el jueves, en la Casa del Educador de esta ciudad con representantes sindicales, donde discutieron una serie de aspectos relacionados con el contrato colectivo y las posibles actividades contempladas en la lucha de sus derechos.

A las 9:00 de la mañana se concretó la convocatoria, y la discusión se prolongó por espacio de tres horas, donde hubo cinco puntos claves que fueron tratados. Fetramagisterio, Fetraenseñanza, Colegio de Profesores, Colegio de Licenciados y Fenatev, participaron de la reunión.

El punto de mayor interés fue el relacionado con el aumento salarial, por lo que, a partir de la semana siguiente, los docentes dependientes del Ministerio de Educación, estarán pendientes de cualquier anuncio que haga el Ejecutivo nacional.

En esta asamblea, los profesionales de la enseñanza acordaron estar dispuestos a marcar una posición de rechazo contundente si la oferta del Gobierno no es acorde con sus necesidades. El gremio educativo ha propuesto que el incremento salarial sea de 120%, pero parece que no habrá complacencias en este sentido de parte del patrono.

Durante la plenaria, hubo manifestaciones de preocupación de parte de los docentes y sus representantes sindicales con el tema de los consejos escolares, que a juicio de éstos, pudieran convertirse en un factor de inestabilidad laboral donde el requisito más importante no vendría a ser la garantía de calidad en la enseñanza ni la capacidad pedagógica del educador.

En la medida en que el Gobierno vaya cediendo a las peticiones de los educadores, las cuales son consideradas como justas y pretenden que sean reconocidas en las reivindicaciones laborales, el gremio irá prescindiendo llegar a un conflicto que no descarta acciones de calle y paralización de actividades.

Los docentes anunciaron que estarán preparados para rechazar algunas cláusulas que se discuten en el contrato colectivo.

Walter Obregón / Miriam Rivero
ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL