lunes, 6 de abril de 2009

El modelo chavista: por qué fracasó



Irónicamente, lo que hasta la fecha fue el factor fundamental del triunfo político del chavismo ha de ser ahora de su fracaso factor primordial. Hasta la fecha, el presidente, Hugo Chávez Frías, ha triunfado en lo político por haber implantado un modelo alternativo de redistribución del ingreso que, aunque obscuro, y mal administrado, indiscutiblemente ha tenido éxito al centrar su preocupación en lo social. No obstante, desafortunadamente para su gobierno y el país en general, tal modelo ha entrado en crisis particularmente debido a dos errores de carácter fundamental.

El primero, haber hecho depender algo tan delicado como el gasto social de un ingreso tan volátil, e independiente de la dinámica interna, como el petrolero; y, el segundo, causa fundamental del primero, no haber implantado un modelo de crecimiento sostenible de la economía no petrolera que disminuya nuestra dependencia de factores exógenos fuera del control de nuestro país. Peor aún, el gobierno nacional, preocupado porque cada puesto de trabajo en el sector privado implique un voto menos en lugar de uno más, ha fallado al atacar al empresariado nacional, reforzando así aún más nuestra dependencia.

El corolario político-económico es elemental. El gasto social es algo tan importante desde el punto de vista político y económico que no debe permitirse que su financiamiento dependa de un ingreso externo, y tan fluctuante, como el petrolero. El aprendizaje es que lo social deberá financiarse enteramente en base a los impuestos y tributos provenientes de la economía no petrolera, la cual deberá crecer a un ritmo sostenible y, por demás, superior al de la población. En consecuencia, el gasto del ingreso petrolero deberá despolitizarse por completo, destinando la totalidad del mismo al desarrollo de la infraestructura física y el gasto de capital.

Ésta podría considerarse como una versión más estricta de la "siembra petrolera", la cual, por demás, cambiaría para bien la relación entre el ciudadano y el Estado en nuestro país; particularmente, porque en la nueva era política venezolana ha de ser el Estado quien dependa del ciudadano y no al revés. Para la nueva relación, determinante será el pago de los impuestos, en lugar del populismo petrolero y las dádivas de los gobiernos de turno. En pocas palabras, por ser fundamental, en la Venezuela del futuro, el gasto en educación, salud, deporte, cultura, e infraestructura social, deberá financiarse de la misma forma que se financia en gran parte del resto del mundo: por medio de ingresos internos estables en función de impuestos y tributos, en lugar de ingresos petroleros volátiles dependientes del exterior.

El error fundamental de la IV República fue descuidar lo social, y el de la V, pensar que el modelo de redistribución petrolero sería suficiente para el sostenimiento económico y político de la nación. Mientras el precio del crudo se mantuvo alto y creciente durante la bonanza del 2003-2008, el gasto del Gobierno y Pdvsa aumentó sustancialmente, contribuyendo a la expansión económica, y al fortalecimiento político y social del país. Pero, ahora, en plena crisis, estamos concientes de que la situación no seguirá siendo así.

El gasto social creciente al cual nos tenía acostumbrado el Gobierno disminuirá debido al colapso de las reservas internacionales que limitará su financiamiento, pero también debido a que la economía no petrolera, complemento esencial de la torta fiscal a repartir, estará más que nunca disminuida como resultado del fracaso del modelo de desarrollo endógeno de producción social, el fomento de las importaciones, y el conjunto de políticas del gobierno nacional. Irónicamente, lo social, factor fundamental de su triunfo político, ha de ser ahora de su fracaso factor primordial; por supuesto, ello si la oposición no cae una vez más en el juego del Gobierno el cual necesita del caos, paros, huelgas y barricadas, para poder echarle la culpa a la "oligarquía" y al "golpismo" por la recesión.

Angel García Banchs
El Universal
Visitante académico en el
New School University, NY, EEUU
Profesor del CENDES/UCV
http://www.angelgarciabanchs.com
opinion@angelgarciabanchs.com