miércoles, 9 de septiembre de 2009

Hugo Chávez anhela construir una “villa atómica” en Venezuela con la ayuda de Irán


La creciente relación entre Venezuela e Irán estaría azuzando las ambiciones atómicas de ambos países y Estados Unidos debería vigilarla con más cuidado, recomendó el lunes un veterano procurador de Nueva York.


En un discurso en la Brookings Institution, Robert Morgenthau, ex fiscal de distrito en Manhattan, dijo que investigaciones realizadas por su oficina indicaron que Irán se vale de la red bancaria de Venezuela para evadir las sanciones internacionales y adquirir los materiales que necesita para su programa nuclear.

Al mismo tiempo, el presidente venezolano Hugo Chávez anhela construir una “villa atómica” en Venezuela con la ayuda de Irán, según indicó Morgenthau, quien afirmó que tal posibilidad sería una “fuerza desestabilizadora” en América Latina.

Pese a las implicaciones mundiales de esta incipiente alianza, Estados Unidos no le presta suficiente atención al asunto, advirtió Morgenthau.

“En general a nadie le preocupa lo suficiente el peligro que significa la conexión entre Irán y Venezuela“, destacó Morgenthau, cuya jurisdicción de Nueva York incluye las oficinas de numerosas entidades financieras estadounidenses.

Venezuela no es objeto de sanciones económicas internacionales ni de Estados Unidos, lo cual significa que los bancos estadounidenses procesan transferencias bancarias desde los bancos venezolanos en base a la confianza de que la contraparte venezolana garantiza que esas transacciones se hacen con fines legítimos.

“Tengo poca fe en que esto se realice dentro de ese marco, y los iraníes, conscientes de esta vulnerabilidad, parece que están aprovechándola”, destacó.

A principios del 2008, Irán abrió en Caracas una subsidiaria del Banco de Desarrollo de Exportaciones de Irán. El año pasado, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro impuso sanciones a ambos bancos por suministrar respaldo financiero a las organizaciones militares responsables del programa nuclear de Irán.

Sin embargo, Morgenthau afirmó que cree que la subsidiaria de Irán en Caracas tiene relaciones con bancos en Venezuela y en Panamá, que tiene fama de ser un centro de lavado de dinero.

Morgenthau indicó que fábricas de propiedad iraní y operadas por ese país funcionan en tierras de áreas remotas de Venezuela. Aunque se sabe muy poco de lo que acontece dentro de esas plantas, “nos debería preocupar que podría tratarse de actividad ilegal”, destacó.

Morgenthau citó algunos casos que demuestran ampliamente los extremos a los que llegaría Irán para evadir las sanciones destinadas a limitar su programa nuclear.

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/83643/denuncian-que-chavez-quiere-construir-una-villa-atomica-con-ayuda-de-iran/